Del guión para la serie audiovisual de "La esencia de las cosas"


Foto: Colombia. Michael Barón para Unsplash


Vamos a evocar la muchas veces extraña vida de Juan Miguel Ramírez Marcial, doctor en Filosofía. Nacido durante el tardo franquismo español, Juan Miguel inicia su relato en primera persona justo el día de su treceavo cumpleaños; el mismo que el hombre pisa por primera vez la luna, en mil novecientos sesenta y nueve. Del descubrimiento y la práctica del sexo con la empleada del hogar de su familia hasta su muerte, el protagonista nos narra acontecimientos de amor, violencia, guerra, tecnociencia, Filosofía,... que transcurren en ciudades como Bogotá, Colombia a cuyas calles tiene que exiliarse en mil novecientos ochenta y uno tras el triunfo de un golpe militar en España. De allí a La Habana, Cuba, a donde se traslada después de participar en unos extraños y violentos acontecimientos en la capital colombiana.


Tras una larga estancia académica en la ciudad de New Nueva York, el doctor regresa a su país, que ha recuperado una extraña forma de democracia controlada, donde ejerce su trabajo como catedrático de Filosofía y se enamora perdida y locamente y mantiene una relación con Gemma, una brillante estudiante veinticinco años más joven que él.


Gemma le abandona a los diez años de apasionado trato.


Alcoholizado, enfermo y solo fallece de muerte programada el día siguiente a cumplir los setenta y cinco años.


Pero no está absolutamente solo. Además de sus muchos libros y discos, de sus botellas de burbon y wiski y de sus cajas de Valium, le acompaña alguien que -de una manera u otra- siempre ha estado presente en su vida.

25 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
00:00 / 01:19