Volando a Cuba


Photo by NeONBRAND on Unsplash


"Me da muchísimo miedo volar. En avión, claro. Que yo sepa no hay hasta el momento manera de hacerlo por otros medios. No sé muy bien el porqué de este miedo, ya que nunca antes he volado. Es curioso eso de tener miedo a cosas que nunca han pasado o se han experimentado. Pero cuando subo al tubo de acero ese en El Dorado me acojono, la verdad. Seguramente será por estar tan encerrado, tan cerrado. Y cuando se cierra (más cierres) la puerta y ponen en marcha los motores y aquello empieza a moverse y a temblar y a hacer cada vez más ruido… ¡uf!


Y ya en el momento en que la fuerza de la reacción o lo que sea como que te aplasta contra el respaldo del asiento, parece que las tripas se te vayan a salir por la boca. Lamentable, ché. Pero no tengo más remedio que aguantar. Miedo, angustia, presión en el pecho, taquicardia, temblores, sordera, sudor frío… Creo que me voy a morir, pero ya. Además de que mi estado físico no es nada bueno después de todo lo que he pasado los últimos días. Estoy hecho polvo. La boca, en la que antes lucía unos bonitos dientes ya reconstruidos tras la paliza en Vía Laietana, me arde de dolor. Otra vez los han vuelto a romper, mierda. Los dientes. Me duelen muchísimo. Pero, al menos, la boca no me sangra.


Me desmayo.


—Señor, ¿se encuentra usted bien?


Una uniformada y bella chica mulata me acaricia la frente con un pañuelito húmedo. Acento cubano (creo). Dulce, meloso, relajante. Me vuelve a la vida. ¡Uf!, otra vez (me refiero a que he dicho «uf» otra vez).


—Perdón, perdón. Es que me he mareado un poco.


Me sonríe. Qué guapa. Me recuerda bastante a Halle Berry en 007: muere otro día (2002. Lee Tamahori. Eon Productions).


—Si necesita cualquier cosa no tiene más que decírmelo. ¿Un poco de agua?


—Sí, sí, por favor.


Me trae un vasito de plástico. ¡Qué rica el agua! Parece que ya voy volviendo más en mí. También me ha traído un auténtico sándwich cubano de carne de cerdo.


—El sándwich corre por cuenta de la compañía, señor.


¡Qué amable! Le ofrezco una sonrisa de agradecimiento. ¡Qué bien, qué bonito todo! Excepto mi miedo, que aún perdura, pero menos".


91 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
00:00 / 01:19